Feeds:
Entradas
Comentarios

Anuncios

Mensaje de la Sra. Audrey Azoulay, Directora General de la UNESCO, con motivo del Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor
23 de abril de 2019

Los libros son ventanas a nuestra vida interior y abren la puerta al respeto mutuo y el entendimiento entre los pueblos, más allá de las fronteras y las diferencias.

En estos tiempos turbulentos, los libros encarnan la diversidad del ingenio humano, dando cuerpo a la riqueza de la experiencia humana, verbalizando la búsqueda de sentido y de expresión que todos compartimos y que hace avanzar a todas las sociedades.

Los libros contribuyen a unir a la humanidad como una sola familia, compartiendo un pasado, una historia y un patrimonio, para forjar un destino común donde todas las voces sean escuchadas en el gran coro de las aspiraciones humanas. Los libros son nuestros aliados para difundir la educación, la ciencia, la cultura y la información en todo el mundo.

Los libros constituyen también una forma de expresión cultural que vive a través de una lengua en particular y forma parte de ella. Cada publicación se crea en una lengua específica y está destinada a un público de lectores que habla esa lengua. Por lo tanto, cada libro se escribe, produce, intercambia, utiliza y valora dentro de un marco lingüístico y cultural determinado. Este año destacamos este aspecto importante porque 2019 ha sido proclamado Año Internacional de las Lenguas Indígenas, liderado por la UNESCO, para reafirmar el compromiso de la comunidad internacional de ayudar a los pueblos indígenas a preservar sus culturas, conocimientos y derechos.

Este día brinda la oportunidad de reflexionar juntos sobre la mejor manera de difundir la cultura escrita y de permitir que todas las personas, hombres, mujeres y niños, accedan a ella.

Este mismo espíritu de inclusión y diálogo anima a Sharjah (Emiratos Árabes Unidos), designada Capital Mundial del Libro 2019. Esta designación será efectiva en el Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor 2019. Sharjah fue seleccionada en reconocimiento de su programa “Read – you are in Sharjah”, que tiene por objetivo llegar a los grupos marginados proponiéndoles ofertas creativas con el fin de recabar la participación de las poblaciones migrantes y de favorecer la inclusión social, la creatividad y el respeto.

Con Sharjah, nuestros asociados (la Asociación Internacional de Editores, la Federación Internacional de Libreros y la Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios y Bibliotecas), y la comunidad internacional en su conjunto, unámonos para celebrar el libro como encarnación de la creatividad y del deseo de compartir ideas y conocimientos y fomentar el entendimiento, el diálogo y la tolerancia. Este es el mensaje de la UNESCO con motivo del Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor.

Fuente: UNESCO

RESUMEN POST DE LA SEMANA

Miguel Delibes

El expositor: 28 de abril, elecciones generales

Nüshu: una escritura de y para mujeres

La saeta – Federico García Lorca

.

Y el post más leído la semana pasada (8 – 14 de abril) ha sido:.

 

Quien para la Palma no lee nada, no vale nada

 

Es un modo de escribir críptico, nüshu significa literalmente «escritura de mujeres». Es una sistema silábico, con más de dos mil caracteres, creado y usado solamente por mujeres en la región de Jiangyong en la provincia de Hunan.

Hay diversas teorías de su origen, algunos creen que fue ideado por una concubina de un emperador hace más de mil años, para poder hablar con sus amigas de su vida íntima, quejas y sentimientos sin correr el peligro de ser descubierta; otros que es un residuo de la lengua de los yao, un pueblo que habitó la zona siglos atrás. La UNESCO lo data en el siglo XIX, que es de la época de la que se han encontrado muestras del lenguaje.

Yishuang Gao dice:

No fue oficial ni religiosa, sus creadoras y usuarias fueron las campesinas más corrientes. Se traspasaba generalmente de abuelas a nietas, madres a hijas, tías a sobrinas y también se aprendía en las clases privadas o en los salones de mujeres, siendo, en todos los casos, una herencia singular entre mujeres. Se escribía en papeles y abanicos o se bordaba en pañuelos o ropas. Servía para escribir cartas, biografías, plegarias o simplemente para divertirse entre ellas. No lo utilizaron para la metanarrativa, ni tampoco para hablar de los saberes codificados e institucionalizados del discurso dominante, sino tan solo de las cosas que les interesaban, como el amor, los deseos personales, alegrías, aspiraciones, que era lo que realmente sentían y lo que verdaderamente deseaban transmitir.

A partir de inicios del siglo XX, con la integración de la mujer en la sociedad se fue perdiendo, y en 2004, cuándo Yang Huanyi, una viuda octogenaria pereció, se llevó consigo la última voz que dominaba esa lengua.

Bibliografía:

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: