Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Invitación a leer’ Category

Poema de los dones de José Luis Borges

Este poema fue escrito por Borges cuando ya Director de la Biblioteca Nacional de Argentina perdió completamente la vista, al igual que pasó a su antecesor Gaussac, al que también nombra en este poema, pero aún así los dos pudieron disfrutar de la Biblioteca. Aquí os dejamos sus versos, que también podéis escuchar recitados por él en el vídeo.

Nadie rebaje a lágrima o reproche
esta declaración de la maestría
de Dios, que con magnífica ironía
me dio a la vez los libros y la noche.

 

De esta ciudad de libros hizo dueños
a unos ojos sin luz, que sólo pueden
leer en las bibliotecas de los sueños
los insensatos párrafos que ceden

 

las albas a su afán. En vano el día
les prodiga sus libros infinitos,
arduos como los arduos manuscritos
que perecieron en Alejandría.

 

De hambre y de sed (narra una historia griega)
muere un rey entre fuentes y jardines;
yo fatigo sin rumbo los confines
de esta alta y honda biblioteca ciega.

 

Enciclopedias, atlas, el Oriente
y el Occidente, siglos, dinastías,
símbolos, cosmos y cosmogonías
brindan los muros, pero inútilmente.

 

Lento en mi sombra, la penumbra hueca
exploro con el báculo indeciso,
yo, que me figuraba el Paraíso
bajo la especie de una biblioteca.

 

Algo, que ciertamente no se nombra
con la palabra azar, rige estas cosas;
otro ya recibió en otras borrosas
tardes los muchos libros y la sombra.

 

Al errar por las lentas galerías
suelo sentir con vago horror sagrado
que soy el otro, el muerto, que habrá dado
los mismos pasos en los mismos días.

 

¿Cuál de los dos escribe este poema
de un yo plural y de una sola sombra?
¿Qué importa la palabra que me nombra
si es indiviso y uno el anatema?

 

Groussac o Borges, miro este querido
mundo que se deforma y que se apaga
en una pálida ceniza vaga
que se parece al sueño y al olvido.

Anuncios

Read Full Post »

Vivir bien la vida : los beneficios del fracaso y la importancia de la imaginación, J.K. Rowling, Salamandra, 2018.

Recoge este libro el discurso de graduación que J.K. Rowling pronunció ante los nuevos graduados de la Universidad de Harvard en 2008. Centró su exposición en dos temas de crucial importancia para ella, enlazándolos con momentos clave de su vida: los beneficios del fracaso y la importancia de la imaginación.

J.K. Rowling estudió Literatura porque lo único que quería hacer era escribir novelas. En su familia opinaban de diferente manera, pensaban que la ficción no pagaría las facturas y la animaban a cursar estudios más prácticos. El anhelo de sus padres era que no viviera pobre como ellos. Ella más que la pobreza, temía el fracaso e intentaba equilibrarse entre sus sueños y lo que esperaba la familia. Y a pesar de sus temores fracasó y lo beneficioso que sacó fue aprender a prescindir de lo superfluo y a concentrate en lo que quieres. Es inevitable fracasar; además, ¿qué es el fracaso?

Sobre la imaginación, lo más importante de imaginar es empatizar con quienes viven de manera diferente a la nuestra. Muchos deciden no hacer uso de la imaginación por no salir de su zona de confort. Quien no arriesga no vive.

En este breve texto de 70 páginas, además de compartir con los lectores sus vivencias, resume lo que según su experiencia brinda una buena vida. Sin magia, es pura fuerza interior.

Inmaculada Setuáin Mendía

Read Full Post »

El juglar del rey Sancho, José Luis Abad Peña, Difundia Ediciones, 2018.

José Luis Abad, empleado ya retirado de la Biblioteca de la Universidad de Navarra, acaba de publicar su primera novela El juglar del rey Sancho.

Se trata de una novela histórica ambientada en el Reino de Pamplona en el primer tercio del siglo XI durante el reinado de Sancho III el Mayor.

El autor da vida al protagonista de la novela Martín de Biscarret, personaje que es acogido de niño en la corte del Reino de Pamplona y se convierte en amigo y leal vasallo del rey Sancho III.

Las andanzas de Martín como “juglar-espía” al servicio del monarca nos dejan como telón de fondo el panorama político de los territorios del norte peninsular de la época.

Paralelamente al contexto histórico se desgrana en la novela la evolución vital del protagonista, marcada por una ciega lealtad y abnegación que le conducen a una espiral de autodestrucción personal. El amor en diferentes formas le ayudará a mitigar sus tormentos y dirigirá los pasos finales de su existencia.

Rubén Gónzalez Martín

Read Full Post »

Los participantes del III Encuentro literario #CuéntameUnLibrocelebrado ayer dentro del marco de actividades que la Biblioteca de la Universidad de Navarra ha estado celebrando por el Día Mundial del Libro y los Derechos de Autor, nos recomendaron los siguientes libros:

“Es un libro amargo, pero que gusta. Es un libro de recuerdos.”

“Habla de los valores humanos, buenos y malos. Habla de la realidad de Irán a lo largo de dos décadas.

“Es una novela que relata de las expectativas que se crean cuando comienzas unos planes de futuro con una nueva pareja y hay que afrontar el pasado.”

“Es el último libro de una saga, que se puede leer en orden o no, es una novela en parte policíaca, con una prosa poética, que permite identificarte con los personajes.”

  • Ignacio LópezPatria de Fernando Aramburu.

“Un libro que hay que leer, de esas recomendaciones que a veces se hacen de obligado cumplimiento. Y más ahora, para pedir perdón y perdonar hay que saber qué ha ocurrido.”

“Es un ensayo en el que el autor es un provocador que hace que pienses, ofrece un bálsamo en forma de vino, de manera poética.”

“Es una novela epistolar, es sorprendente lo bien que retrata a los personajes a través de unas cartas. Es muy divertido, a pesar del período en el que está escrito.” Una frase a destacar “leer buenos libros nos permite no disfrutar de los malos.”

También podéis ver el vídeo del coloquio.

Desde el blog queremos agradecerles a todos su participación y no os olvidéis que podéis llevároslos en préstamo.

Read Full Post »

El diario de Anne Frank, Ari Folman, David Polonsky, Debolsillo, 2017.

El reto para este mes de abril era la lectura de un cómic. Reto conseguido.

En 1947 se publicó por vez primera el Diario (= Het Achterhuis) de Anne Frank. 70 años después, la Fundación Ana Frank propuso al director de cine y guionista Ari Folman y al ilustrador David Polonsky trasladar al cómic la narración.  En un principio no les convenció la propuesta, no querían trabajar en un libro tan icónico que no solo es un clásico de la Literatura sino también un testimonio histórico del Holocausto judío. Sin embargo, pronto cambiaron de opinión.

Pensaron que la utilización de las viñetas podría ser un imán para atraer al público juvenil a una crónica esencial para conocer parte de la Historia más vergonzosa del siglo XX. Y al contrario, podrían aproximar a lectores interesados en el relato de Anne Frank al cómic.

La trama es bien conocida, los 743 días que las familias Frank y Van Daan pasaron escondidos en una buhardilla hasta que fueron delatados y detenidos por la policía alemana. Mantiene el pulso narrativo de la obra original, lógicamente reducido en texto pero enfatizado en emociones por las ilustraciones. Una buena opción tanto para el que quiera conocer otra manera de leer el famoso Diario como el que quiera adentrarse por primera vez en él.

Inmaculada Setuáin Mendía

 

 

Read Full Post »

Aquí os dejamos el mensaje del Día Mundial del Teatro, este año escrito por Simon McBurney (Reino Unido) actor, escritor, directos y co-fundandor del “Théâtre de Complicité”.

A media milla de la costa de Cirenaica en el norte de Libia existe un vasto refugio rocoso de 80 metros de ancho y 20 de altura. En el dialecto local se le conoce como Hauh Fteah. En 1951 el análisis de datación por carbono 14 demostró una ocupación humana ininterrumpida de al menos 100.000 años. Entre los artefactos desenterrados había una flauta de hueso datada entre 40.000 y 70.000 años. Siendo un niño, al oír esto le pregunté a mi padre:
“¿Ellos tenían música?”

Me sonrió.

“Al igual que todas las comunidades humanas.”

Mi padre era un arqueólogo estadounidense, el primero en excavar en Hauh Fteah, en Cirenaica.

Me siento muy honrado y feliz de ser el representante europeo del Día Mundial del Teatro de este año.

En 1963, mi predecesor, el gran Arthur Miller, dijo en un momento donde la amenaza de guerra nuclear arrojaba su sombra sobre el mundo: “Cuando se nos pide escribir en un momento donde la diplomacia y la política tienen brazos tan terriblemente cortos y débiles, el delicado pero a veces amplio abrazo del arte debe soportar la carga de sostener unida la comunidad humana”.

El significado de la palabra Drama deriva del griego “dran” que significa “hacer”… y la palabra teatro que procede del término griego “Theatron”, literalmente significa el “lugar donde se mira”. Un lugar no solo dónde miramos, también donde vemos, obtenemos, entendemos. Hace 2.400 años, Polykleitos el Joven diseñó el gran teatro de Epidauro. Con capacidad para 14.000 personas, la asombrosa acústica de este espacio abierto es milagrosa. Un diálogo desde el centro del escenario puede ser oído en todos los 14.000 asientos. Como era usual en los teatros griegos, cuando observabas a los actores, también podías ver el paisaje detrás de ellos. Esto no solo juntaba varios lugares a la vez, -la comunidad, el teatro y el mundo natural-, también unificaba todos los tiempos. De la misma manera que la obra evocaba mitos del pasado en el tiempo presente, podías ver más allá del escenario tu futuro final. La naturaleza.

Una de las revelaciones notables de la reconstrucción de “El Globo” de Shakespeare en Londres también está relacionada con aquello que vemos. Esta revelación tiene que ver con la luz. Tanto el escenario como el auditorio estaban iluminados por igual. Los artistas y el público se podían ver unos a otros. En todo momento. Dondequiera que mires hay personas. Y en consecuencia, se nos recuerda que el gran soliloquio de, digamos, Hamlet o Macbeth, no eran meditaciones privadas sino debates públicos.

Vivimos en un tiempo donde es difícil ver con claridad. Estamos rodeados de más ficción que en cualquier otro momento de la historia o la prehistoria. Cualquier “hecho” puede ser cuestionado, cualquier anécdota puede reclamar nuestra atención como una “verdad”. Una ficción en particular nos rodea continuamente. Aquella que busca dividirnos. De la verdad. Y de unos a otros. Y así, estamos separados. Las personas de las personas. Las mujeres de los hombres. Los seres humanos de la naturaleza.

Pero al igual que vivimos en un tiempo de división y fragmentación, también vivimos en un tiempo de inmenso movimiento. Como nunca antes en la historia las personas se están desplazando; muchas veces volando; caminando; nadando si hace falta; migrando; por todo el mundo. Y esto es solo el comienzo. La respuesta, como sabemos, ha sido el cierre de fronteras.  La construcción de muros. La exclusión. El aislamiento. Vivimos en un orden mundial tiránico, donde la indiferencia es moneda y la esperanza una carga de contrabando. Y parte de esta tiranía es el control, no solo del espacio, sino también del tiempo. Este tiempo en que vivimos renuncia al presente. Se concentra en el pasado reciente y en el futuro. Yo no tengo eso… Yo compraré aquello…

Ahora lo he comprado, necesito tener la próxima… cosa. El pasado lejano está destruido. El futuro sin consecuencias.

Muchos afirman que el teatro no puede ni podrá cambiar nada de esto. Pero el teatro no va a desaparecer. Porque el teatro es un sitio. Me gustaría llamarlo un refugio. Donde las personas se congregan e inmediatamente forman comunidades. Tal y como hemos hecho siempre. Todos los teatros son del tamaño de las primeras comunidades humanas, de cincuenta a 14.000 almas. Desde una caravana de nómadas a un tercio de la antigua Atenas.

Y dado que el teatro solo existe en el presente, también cuestiona esta desastrosa visión del tiempo. El momento presente es siempre un tema del teatro. Sus significados se construyen mediante un acto comunitario entre el intérprete y el público. No solo aquí, sino ahora. Sin la actuación del intérprete el público no podría creer. Sin la creencia del público, la interpretación no sería completa. Nos reímos al mismo tiempo. Nos conmovemos. Nos quedamos sin aliento o enmudecemos. Y en ese momento, mediante el teatro descubrimos la más profunda verdad: que aquella que considerábamos la más privada división entre nosotros, los límites de nuestra propia conciencia individual, tampoco tiene fronteras. Es algo que compartimos. Y no nos pueden parar. Cada noche reapareceremos. Cada noche los actores y la audiencia se reunirán de nuevo y la misma obra volverá a ser representada. Porque, como dice el escritor John Berge, “Muy dentro de la naturaleza del teatro hay un sentido de retorno ritual”, la razón por la cual ha sido siempre la forma de arte de los desposeídos, algo que a causa del desmantelamiento de nuestro mundo, somos todos. Dondequiera que haya intérpretes y audiencias las historias que no se pueden contar en ningún otro sitio se representarán, ya sea en las óperas y teatros de nuestras grandes ciudades, o en los campos que acogen migrantes y refugiados en el norte de Libia y en todo el mundo. Siempre estaremos unidos, en comunidad, en esta representación.

Y si estuviéramos en Epidauro podríamos levantar la vista y observar cómo compartimos todo esto con un panorama mayor. Porque siempre somos parte de la naturaleza y no podemos escapar de ello así como no podemos escapar del planeta. Si nos encontráramos en “El Globo” veríamos como preguntas aparentemente privadas se nos plantean a todos nosotros. Y si pudiésemos tener la flauta cirenaica de hace 40.000 años entenderíamos el pasado y el presente como indivisibles, y que la cadena que une la comunidad humana nunca será rota por los tiranos y demagogos.

Se puede leer el comunicado en la siguiente página del Ministerio de Educación.

Read Full Post »

 

La decisión de proclamar el 21 de marzo como Día Mundial de la Poesía fue aprobada por la UNESCO  en París en 1999.

De acuerdo con la decisión de la UNESCO, el principal objetivo de esta acción es apoyar la diversidad lingüística a través de la expresión poética y dar la oportunidad a las lenguas amenazadas de ser un vehículo de comunicación artística en sus comunidades respectivas.

Por otra parte, este Día tiene como propósito promover la enseñanza de la poesía; fomentar la tradición oral de los recitales de poéticos; apoyar a las pequeñas editoriales; crear una imagen atractiva de la poesía en los medios de comunicación para que no se considere una forma anticuada de arte, sino una vía de expresión que permite a las comunidades transmitir sus valores y fueros más internos y reafirmarse en su identidad; y restablecer el diálogo entre la poesía y las demás manifestaciones artísticas, como el teatro, la danza, la música y la pintura.

 Información obtenida de la página de la Organización de las Naciones Unidas.

Os dejamos este poema de Gabriel Celaya en el que nos cuenta qué es la poesía para él.

 LA POESÍA ES UN ARMA CARGADA DE FUTURO

Cuando ya nada se espera personalmente exaltante,
mas se palpita y se sigue más acá de la conciencia,
fieramente existiendo, ciegamente afirmado,
como un pulso que golpea las tinieblas,

cuando se miran de frente
los vertiginosos ojos claros de la muerte,
se dicen las verdades:
las bárbaras, terribles, amorosas crueldades.

Se dicen los poemas
que ensanchan los pulmones de cuantos, asfixiados,
piden ser, piden ritmo,
piden ley para aquello que sienten excesivo.

Con la velocidad del instinto,
con el rayo del prodigio,
como mágica evidencia, lo real se nos convierte
en lo idéntico a sí mismo.

Poesía para el pobre, poesía necesaria
como el pan de cada día,
como el aire que exigimos trece veces por minuto,
para ser y en tanto somos dar un sí que glorifica.

Porque vivimos a golpes, porque apenas si nos dejan
decir que somos quien somos,
nuestros cantares no pueden ser sin pecado un adorno.
Estamos tocando el fondo.

Maldigo la poesía concebida como un lujo
cultural por los neutrales
que, lavándose las manos, se desentienden y evaden.
Maldigo la poesía de quien no toma partido hasta mancharse.

Hago mías las faltas.  Siento en mí a cuantos sufren
y canto respirando.
Canto, y canto, y cantando más allá de mis penas
personales, me ensancho.

Quisiera daros vida, provocar nuevos actos,
y calculo por eso con técnica qué puedo.
Me siento un ingeniero del verso y un obrero
que trabaja con otros a España en sus aceros.

Tal es mi poesía: poesía-herramienta
a la vez que latido de lo unánime y ciego.
Tal es, arma cargada de futuro expansivo
con que te apunto al pecho.

No es una poesía gota a gota pensada.
No es un bello producto. No es un fruto perfecto.
Es algo como el aire que todos respiramos
y es el canto que espacia cuanto dentro llevamos.

Son palabras que todos repetimos sintiendo
como nuestras, y vuelan. Son más que lo mentado.
Son lo más necesario: lo que no tiene nombre.
Son gritos en el cielo, y en la tierra son actos.

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: