Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Bibliotecarios’

La biblioteca secreta, Haruki Murakami, Libros del Zorro Rojo, 2014.

La lectura de este mes como parte del reto 12 meses 12 libros, era un libro cuyo protagonista tuviese tu misma profesión. Por tanto, en mi caso tenía que ser bibliotecaria/o.

Y la lectura que he escogido es La biblioteca secreta de Murakami, una historia corta y muy imaginativa acompañada de unas ilustraciones impactantes e inquietantes de Kat Menschik que agregan mucho valor a la experiencia de lectura.

La historia es un cuento bastante sencillo, un joven va a la biblioteca pública porque quería saber más sobre el sistema de recaudación de impuestos otomano, siguiendo el consejo que su madre siempre le decía: “Si no sabes algo, ve a la biblioteca a buscarlo“. Él es un usuario que conoce muy bien el lugar, pero en esta ocasión, lo envían a una sala de lectura, a través de un enorme laberinto subterráneo, escoltado por un siniestro bibliotecario anciano. No son únicamente los corredores los que toman un giro preocupante, aunque él trata de calmar sus miedos racionalizando la improbabilidad de que un organismo público pueda permitirse tanto espacio secreto. ¿Es mágico, una alucinación, real en un mundo paralelo? ¿Tendrá algo que ver con las bibliotecas que conocemos?

Disfruté mucho de su lectura, Murakami te introduce en un mundo extraño y un poquito perturbador, no sé si lo que leí fue real, un sueño o una pesadilla, pero mereció la pena.

Inmaculada Pérez Martínez

Anuncios

Read Full Post »

Este año son Manuel Marsol y Alejandro Palomas los creadores respectivamente del cartel y pregón del año 2017

Texto del pregón: “Como Mary Poppins, pero sin volar”

Soy sobrino de bibliotecaria. Desde que tengo memoria, mi tía, que acaba de cumplir ochenta años, me ha regalado un libro el día de mi cumpleaños. Primero fue la serie de Osear, con su Kina y su láser, de la gran Carmen Kurtz; llegaron después las aventuras de Los Cinco, algunos clásicos ilustrados, la gran Nada de Carmen Laforet… La lista es larga y el disfrute ha sido mágico, porque mi tía entiende la lectura como algo que cura, que aleja al inocente de lo que agrede, y yo -y ella lo sabe- siempre he sido demasiado vulnerable a lo que daña, sea o no imaginado, sea o no real.

Mi tía se llama Nuria y desde niña sufre mucho de la vista. Aun así, trabajó durante décadas fomentando el amor por la lectura en hombres y mujeres, chicos y chicas a los que no conocía, pero cuya mirada no tardó en aprender a leer, a identificar y a descifrar. Ella decía -y a veces dice todavía- que “repartía refugio”, y se emociona al recordarlo. La he oído también confesar en algunos momentos de nuestra historia común, que no fueron fáciles y que vivimos juntos: “Decidí ser bibliotecaria porque así me aseguraba de que, por muy mal que nos fueran las cosas, aunque faltara el agua caliente o la calefacción, siempre tendríamos un libro en casa”. Ahora, quince años después de su jubilación, soy yo quien le recomienda lecturas. Leemos un libro a la vez y nos juntamos cada quince días a coomer y a comentar lo leído, en lo que hemos bautizado como “El club de las 2”, porque intentamos en lo posible que coincida con el día 2 de cada mes, a las 2, y porque somos dos almas lectoras que no tienen freno. Durante estos años de club, ella me ha contado cosas, muchas cosas de su vida en la biblioteca, y desde que la oigo hablar como lo hace sobre su amor por esa vocación, que no decrece a pesar del tiempo, no puedo dejar de maravillarme y de preguntarme cómo definiría yo a una bibliotecaria -o a un bibliotecario- llegado el caso.

Hasta hace unos meses no di con la respuesta.

Fue a raíz de la publicación de Un hijo, durante una charla en un centro de enseñanza de una capital andaluza. Y fue precisamente gracias a un niño de diez años que, junto con otros 1OO, había leído la novela y quería conocer a su autor. Por motivos de espacio, el acto tuvo lugar en la biblioteca del centro, con un par de profesoras y la encargada de la biblioteca. La charla fue muy intensa, mucho más de lo que yo esperaba, y se alargó. Cuando por fin llegamos al final del turno de preguntas, un niño que estaba sentado en la primera fila levantó la mano.

-A mí lo que más me ha gustado del libro es María -dijo refiriéndose a la orientadora del centro, que es, junto con el pequeño Guille, la protagonista del libro.

Quise saber por qué. El niño, llamado Ismael, se rio un poco y luego, mirando a una de las tres mujeres que estaban junto a la puerta. dijo:

-Porque es igual que la seño Lourdes. -Una de las tres mujeres que estaban junto a la puerta se encogió un poco y negó con la cabeza, incapaz de reprimir una sonrisa. Ismael no había terminado-. Vive en la biblioteca porque si no los libros a lo mejor se van. O se mueren.

Se hizo el silencio en la biblioteca. Nadie se rio. Nadie dijo nada. Fueron segundos llenos de respiraciones contenidas, de tensión y de infancia.

-Es que es bibliotecaria -volvió a hablar Ismael. Y al ver que yo lo miraba sin saber qué decir, debió de entender que necesitaba explicarse mejor, y añadió-: O sea, como Mary Poppins, pero sin alas.

Hoy es un día especial. Celebramos el Día de las Bibliotecas y celebramos también que cientos, miles de Mary Poppins sin alas velan por los libros que las habitan para que no se mueran ni se vayan, e Ismael siga creyendo que la vida está en los libros y su reflejo fuera. Hoy es el día en que, un año más, la magia se renueva y todas las bibliotecarias y bibliotecarios del mundo se saludan con una mirada cómplice y un largo. hermoso y tierno:

“Supercalifragilísticoespialidoso”.

 

Read Full Post »

Pregunta

¿Qué creéis que pueden tener en común personas tan diferentes como:

  • El Papa Pio XI,
  • el escritor de novelas terroríficas Stephen King,
  • Laura Bush, la mujer del expresidente de EEUU Bush,
  • la escritora española Gloria Fuertes,
  • Benjamin Franklin uno de los redactores y firmantes de la Constitución de los Estados Unidos,
  • el actor Bud Spencer,
  • el creador del FBI John Edgar Hoove,
  • el escritor Jorge Luis Borges o
  • los hermanos Grimm?

Pues que todos ellos en algún momento de sus vidas fueron bibliotecarios ¿curioso verdad?

¿Conocéis algún caso más de personaje célebre que haya sido  bibliotecario?

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: