Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Ciencia ficción’

Es este blog ya hemos hablado varias de veces de subgéneros de la ciencia ficción y la fantasía, que pueden ser englobados en lo que se llama ficción especulativa. Hemos hecho referencia al subgénero cli-fi, a las ucronías y utopías.

Hoy os vamos a hablar del Hopepunk y el Grimdark que son géneros opuestos entre sí. Hay diferentes corrientes que dicen que más que subgéneros son etiquetas, pues no son relevantes a la forma y solo afecta al contenido en cuanto al mensaje. Sin entrar a ese debate os vamos a explicar sus diferencias y a daros algunos ejemplos de novelas.

Grimdark

El origen de la palabra proviene de la frase del videojuego Warhammer 40,000 “In the grim darkness of the far future, there is only war.” (En la siniestra oscuridad de un futuro lejano, sólo hay guerra). Grim: siniestro, Dark: oscuro.

Según M. J. Ceruti: «es literatura pesimista, violenta y oscura, protagonizada por antihéroes de moral ambigua con Pasados Terribles y Presentes Aún Más Terribles. En el grimdark, los personajes con los que hemos creado lazos de empatía mueren, los combates, torturas y heridas se describen con detalle, y los finales son amargos o agridulces»

Estas novelas muestran una realidad terrible para vivir, la principal característica del género Grimdark es que son distopías oscuras, cínicas y violentas, dónde los héroes nos son perfectos y rige la ley del más fuerte.

Algunos ejemplos:

Juego de Tronos, George Martin

La primera ley, Joe Abercrombie

Hopepunk

Es un término acuñado por Alexandra Rowland, en contraposición a las novelas Grimdark, que según ella son novelas que ven el vaso medio vacío. Aunque el término se acuñó en 2017, el subgénero o etiqueta ha existido siempre pues un claro ejemplo es el visto en muchas novelas acuñadas bajo Alta fantasía como puede ser el Señor de los Anillos.

Según Rowland las novelas de género Hopepunk (Hope=esperanza), son obras en las que los personajes en lugar de dejarse arrastrar por el escenario antiutópico eligen hacer lo correcto, con la idea de transmitir optimismo, esperanza y afán de superación.

Algunos ejemplos:

El cuento de la criada, Margaret Atwood

Los juegos del hambre, Suzanne Collins

La mano izquierda de la oscuridad, Ursula K. Le Guin

El señor de los anillos, J.R.R. Tolkien

 

 

Read Full Post »

Cuándo se habla de ciencia-ficción siempre se suele pensar en mundos distópicos, viajes espaciales, ucronías … en un mundo muy lejano. Pero hay un subgénero que cada vez está cobrando más importancia y es el del Cli-fi, un subgénero literario de la ciencia ficción, que se centra sobre todo en el cambio climático, trata diferentes temas distópicos como el ecoterrorismo, el deshielo de los polos, contaminación o el calentamiento climático.

Estas novelas suelen ocurrir en el presente o en un futuro muy cercano, y es una manera de exponer a los lectores sobre los futuros peligros que puede traer un presente irresponsable, por lo que cada vez está cobrando más relevancia este tipo de lectura.

Se considera a la novela El mundo sumergido de J.G. Ballard una de las pioneras de este género. La historia trata sobre el aumento de la temperatura que ha propiciado un deshielo de los casquetes polares y ha provocado que la Tierra esté prácticamente inundada y dónde sobrevivir se ha vuelto muy difícil.

Aunque Verne ya había escrito mucho antes El Secreto de Maston, en la que un grupo secreto quiere derretir el hielo de los polos de la Tierra para explotar su capacidad minera.

Otras novelas que se engloban dentro de este género son:

  • Solar de Ian McEwan y la búsqueda de una solución al cambio climático basado en la energía solar.
  • Estado de miedo de Michael Crichton trata sobre unos ecoterroristas que intentan apoyar la base temática de un congreso ecologista mediante atentados que la demuestren y la reafirmen.
  • El año del diluvio de Margaret Atwood en esta novela describe el horror de un mundo en el que la humanidad, en aras del progreso científico y tecnológico, no sólo altera el medio ambiente sino que se autodestruye.
  • La carretera de Cormac McCarthy un padre trata de salvar a su hijo emprendiendo un viaje con él recorriendo una larga carretera de Estados Unidos, donde el paisaje está literalmente quemado por un reciente holocausto nuclear. Los protagonistas huyen de las inclemencias del frío y de bandas de caníbales acompañados de un carrito de compras.

Read Full Post »

Ready player one, Ernest Cline, Ediciones B, 2017.

La historia de este libro, un híbrido entre la ciencia ficción y la distopía, se sitúa en 2044, en un futuro en el que hemos agotado nuestro recursos, hasta el punto que muchas personas viven en caravanas y apenas llegan a final de mes. El protagonista, Wade Watts, asiste a la escuela en OASIS como muchos de sus compañeros.

OASIS, un mundo en línea creado por James Halliday, que contiene miles de mundos diferentes, por lo que no necesitas ir físicamente a clase, si no que puedes asistir virtualmente.

Cuando Halliday, el creador de OASIS fallece deja un testamento dónde dice que si alguien es capaz de resolver el acertijo que he escondido en OASIS, esa persona recibirá toda su riqueza y poder, un total de $250 mil millones. Aquí comienza la trama y la historia del protagonista, Wade, que lleva cinco años, como otros tanto jugadores, dedicado a la búsqueda de este tesoro.

Para encontrar el premio final, tienen que ir navegando de un multiverso a otro, mientras van descifrando las pistas, que todas versan entorno a la década de los 80 y 90, la gran obsesión de Halliday, además de los videojuegos, y dónde se encontrarán muchas referencias y tributos a películas, música y videojuegos de esa época.

El autor juega muy bien con la nostalgia a un tiempo pasado mezclado con un tiempo futuro, te atrapa desde el minuto uno,  te entretiene y divierte, incluso si no eres un fan de los videojuegos.

Inmaculada Pérez

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: