Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Otoño’

En enero publicamos el Reto de Lectura 2020 de este blog, dedicado a las cuatro estaciones. Este octubre tocaría leer un libro ambientado en otoño.

¿Cuál va a ser tu lectura?

Los fuegos de otoño

Otoño en Berlín : (Beate y Mareile)

Un otoño romano

Queridos lectores, no tenéis excusa; este mes esperamos vuestra colaboración; leed y mandad la reseña a leseg@unav.es. La lectura (siempre) tiene premio.

Read Full Post »

Demos comienzo al otoño con este poema titulado Rosa de otoño de Leopoldo Lugones.

Abandonada al lánguido embeleso
que alarga la otoñal melancolía,
tiembla la última rosa que por eso
es más hermosa cuanto más tardía.

Tiembla… un pétalo cae… y en la leve
imperfección que su belleza trunca,
se malogra algo de íntimo que debe
llegar acaso y que no llega nunca.

La flor, a cada pétalo caído,
como si lo llorara, se doblega
bajo el fatal rigor que no ha debido
llegar jamás, pero que siempre llega.

Y en una blanda lentitud, dichosa
con la honda calma que la tarde vierte,
pasa el deshojamiento de la rosa
por las manos tranquilas de la muerte.

Read Full Post »

Con este poema que Antonio Machado dedicó a Julio Romero de Torres damos la bienvenida al otoño.

Amanecer de otoño

Una larga carretera

entre grises peñascales,

y alguna humilde pradera

donde pacen negros toros. Zarzas, malezas, jarales.

 

Está la tierra mojada

por las gotas del rocío,

y la alameda dorada,

hacia la curva del río.

Tras los montes de violeta

quebrado el primer albor;

a la espalda la escopeta,

entre sus galgos agudos, caminando un cazador.

Machado, A. Campos de Castilla. Diario Público: [s.l.], p.40

Read Full Post »

El señor Otoño

(María Elena Walsh)

 

En una oxidada cafetera

ha llegado un señor,

un señor de galera

en una cafetera Ford.

 

Con peluca de fideo fino,

guantes patito, traje de papel,

va dejando por todo el camino

una luz parecida a la miel.

 

Dicen que el señor es peluquero

y también es pintor

y que tira el dinero

porque es muy despilfarrador.

 

El señor se para en una esquina

y del bolsillo de su pantalón

saca banderitas de neblina

y un incendio color de limón.

 

Con sus tijeritas amarillas

pasa por el jardín:

le cortó las patillas

y los bigotes al jazmín.

 

A los arbolitos de la plaza

un sobretodo de oro les compró,

y pintó la tarde con mostaza

aunque el sol le decía que no.

 

Dicen que el señor tiene en el cielo

un enorme taller

donde hará caramelos

de azúcar del atardecer.

 

Canta dulcemente con sordina

y se pasea como un inspector.

Prueba la primera mandarina

y se lleva la última flor.

 

Read Full Post »

Fuente: Maori Sakai

Otro otoño triste.

Ya el otoño frunce su tul

de hojarasca sobre el suelo,

 y en vuelo repentino,

la noche atropella la luz.

Todo es crepúsculo,

señoreando en mi corazón.

Hoy no queda en el cielo

ni un remanso de azul.

Qué pena de día sin sol.

Qué melancolía de luna

tan pálida y sola,

ay que frío y ay que dolor.

¿Dónde quedó el calor

 del tiempo pasado,

la fuerza y la juventud

que aún siento latir?

Se fue quizás con los días cálidos,

 de los momentos que a tu lado viví.

Y así esperando tu regreso,

 otro otoño triste ha llegado sin ti .

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: