Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Poesía argentina’

Demos comienzo al otoño con este poema titulado Rosa de otoño de Leopoldo Lugones.

Abandonada al lánguido embeleso
que alarga la otoñal melancolía,
tiembla la última rosa que por eso
es más hermosa cuanto más tardía.

Tiembla… un pétalo cae… y en la leve
imperfección que su belleza trunca,
se malogra algo de íntimo que debe
llegar acaso y que no llega nunca.

La flor, a cada pétalo caído,
como si lo llorara, se doblega
bajo el fatal rigor que no ha debido
llegar jamás, pero que siempre llega.

Y en una blanda lentitud, dichosa
con la honda calma que la tarde vierte,
pasa el deshojamiento de la rosa
por las manos tranquilas de la muerte.

Read Full Post »

Biblioteca Central de la  Universidad de Navarra
Autor: Marcos del Pozo Fernández

LA BIBLIOTECA

El aire es allí diferente,

está erizado todo por una corriente

que no viene de este o aquel texto,

sino que los enlaza a todos

como un círculo mágico.

El silencio es allí diferente.

Todo el amor reunido, todo el miedo reunido,

todo el pensar reunido. Casi toda la muerte,

casi toda la vida y, además, todo el sueño

que pudo despejarse del árbol de la noche.

Y el sonido es allí diferente.

Hay que aprender a oírlo

como se oye una música sin ningún instrumento.

Algo que se desliza entre las hojas,

las imágenes, la escritura y el blanco.

Pero más allá de la memoria y los signos que la imitan,

más allá de  los fantasmas y los ángeles que copian la memoria

y desdibujan los contornos del tiempo,

que además carece de dibujo,

la biblioteca es el lugar que espera.

Tal vez sea la espera de todos los hombres,

porque también los hombres son allí diferentes.

O tal vez sea la espera de que todo lo escrito

vuelva nuevamente a escribirse;

pero, de alguna otra forma, en algún otro mundo,

por alguien parecido a los hombres

cuando los hombres ya no existan.

O tal vez sea tan solo la espera

de que todos los libros se abran de repente,

como una metafísica consigna,

para que se haga de golpe la suma de toda la lectura;

ese encuentro mayor que quizá salve al hombre.

Pero, sobre todo, la biblioteca es una espera

que va más allá de letra,

más allá del abismo,

la espera concentrada de acabar con la espera,

de ser más que la espera,

de ser más que los libros,

de ser más que la muerte.

Read Full Post »

El señor Otoño

(María Elena Walsh)

 

En una oxidada cafetera

ha llegado un señor,

un señor de galera

en una cafetera Ford.

 

Con peluca de fideo fino,

guantes patito, traje de papel,

va dejando por todo el camino

una luz parecida a la miel.

 

Dicen que el señor es peluquero

y también es pintor

y que tira el dinero

porque es muy despilfarrador.

 

El señor se para en una esquina

y del bolsillo de su pantalón

saca banderitas de neblina

y un incendio color de limón.

 

Con sus tijeritas amarillas

pasa por el jardín:

le cortó las patillas

y los bigotes al jazmín.

 

A los arbolitos de la plaza

un sobretodo de oro les compró,

y pintó la tarde con mostaza

aunque el sol le decía que no.

 

Dicen que el señor tiene en el cielo

un enorme taller

donde hará caramelos

de azúcar del atardecer.

 

Canta dulcemente con sordina

y se pasea como un inspector.

Prueba la primera mandarina

y se lleva la última flor.

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: