Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Verano’

Vamos a celebrar el comienzo del verano con este bonito poema titulado Noche de verano de Antonio Machado.

Es una hermosa noche de verano.
Tienen las altas casas
abiertos los balcones
del viejo pueblo a la anchurosa plaza.

En el amplio rectángulo desierto,
bancos de piedra, evónimos y acacias
simétricos dibujan
sus negras sombras en la arena blanca.

En el cénit, la luna, y en la torre,
la esfera del reloj iluminada.
Yo en este viejo pueblo paseando
solo, como un fantasma.

 

Read Full Post »

Para dar bienvenida al verano os dejamos con este poema de Rainer María Rilke

 

Del verdor de este parque, / algo (no se sabe exactamente qué) se ha retirado; / y uno siente que ese algo se acerca / a las ventanas silenciosamente,

suena el canto de un chorlito gris. / Recuerda a un San Jerónimo, / tanto ardor piadoso y soledad resuenan / en esa voz que ensalzar la lluvia.

Y he aquí que en la estancia cuadros y paredes / se han alejado como si temieran / escuchar las palabras que decimos. / Sobre las colgaduras aparece

la luz indecisa de aquella tarde cualquiera / en que éramos niños y teníamos miedo

Read Full Post »

Al terrado subí buscando en donde
Asistir a la esplendida tormenta,
Fiesta lustral que ansiaba la sedienta
Tierra en la faz mustia y abatida fronde.

Préndese el cielo. Pálida se esconde
La noche. El trueno asordador revienta,
Y en toda la ancha esfera turbulenta,
Estruendo a estruendo y luz a luz responde.

Palestra de titánica porfia
Turbiones y relámpagos destella,
Y ruge y truena en bárbara armonía.

Rasga el rayo honda grieta, clara y bella
En la cuarteada bóveda sombría,
Y vislumbrase a Dios a través della.

Rafael Pombo

Read Full Post »

Fuente: Julián Marquina

Con la llegada del calor siempre vuelve la canción del verano … y hemos dicho, ¿por qué no creamos una en el blog?

Pero no dejamos de ser bibliotecarias, no músicas, así que hemos hecho nuestra propia versión de la famosa canción El Chiringuito de Georgie Dann.

Instrucciones: recordar la canción, y con ese soniquete leer los siguientes versos con todo el humor posible:

La biblioteca, La biblioteca

La biblioteca, La biblioteca

 

Yo tengo una biblioteca

A orilla de la playa

La tengo muy bonita

Y espero que tu vayas.

 

La biblioteca, La biblioteca

La biblioteca, La biblioteca

 

La gente en verano

No cuecen ni hacen guisos

Se ponen como locos

Si descubren mis libros.

 

Esta el cuento del día

Una historia a la francesa

Un libro a la española

Y poemas a la inglesa.

 

La biblioteca, La biblioteca

La biblioteca, La biblioteca

Read Full Post »

Ilustración: Winslow Homer, Reading by the Brook, 1879

Verano, ya me voy. Y me dan pena
las manitas sumisas de tus tardes.
Llegas devotamente; llegas viejo;
y ya no encontrarás en mi alma a nadie.

Verano! Y pasarás por mis balcones
con gran rosario de amatistas y oros,
como un obispo triste que llegara
de lejos a buscar y bendecir
los rotos aros de unos muertos novios.

Verano, ya me voy. Allá, en setiembre
tengo una rosa que te encargo mucho;
la regarás de agua bendita todos
los días de pecado y de sepulcro.

Si a fuerza de llorar el mausoleo,
con luz de fe su mármol aletea,
levanta en alto tu responso, y pide
a Dios que siga para siempre muerta.
Todo ha de ser ya tarde;
y tú no encontrarás en mi alma a nadie.

Ya no llores, Verano! En aquel surco
muere una rosa que renace mucho…

César Vallejo

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: